¿Cuándo empiezan a comprar vino los jóvenes?

Lo hablé hace tiempo con varios colegas de profesión y coincidimos en cuándo es el momento exacto en el que los jóvenes adquieren las primeras botellas. Hasta que no se emancipan no suelen comprar vino ya que sus consumos se limitan a celebraciones familiares y poco más.

Sin embargo, cuando ejercen de anfitriones o son convidados el cuento cambia. Ahí está el paso determinante. Tienen que quedar bien y por ello no agasajan a sus amigos con litros de calimocho, ni regalan litronas de supermercado. El vino en ese instante se convierte en una herramienta tremendamente eficaz pero, claro, ¿qué ocurre?. Pues que se pierden ante un interminable aluvión de marcas, zonas y referencias.

Los impulsos de compra, en ese momento de indecisión, hacen el resto. Unos se decantan por las marcas que les suenan y que les transmiten “calidad” al mismo tiempo. Otros, cada vez más, se dejan aconsejar en las tiendas especializadas y terminan llevándose lo que les ha recomendado el dependiente. Luego están los que se guían únicamente por el precio, los que piden opinión a papá, los que optan por lanzar una pregunta al aire en las redes sociales y esperar respuesta, los que escogen una botella de diseño súper tope guay sin importarles nada más. Hay de todo.

Si las propias bodegas pudiesen anticiparse a ese instante sería fabuloso. Pero claro, muchos cursos de cata intimidan, la gran mayoría de las acciones de comunicación están dirigidas a gentes del propio sector -véanse sumilleres, responsables de compras, periodistas especializados…-, en locales nocturnos el vino brilla por su ausencia… lo tienen jodido.

Total, que en estas seguimos, esperando a ese profeta que tire al traste muchos códigos de comunicación empleados hasta la fecha. O, mejor dicho, que tenga en cuenta a un nicho de mercado ávido de recibir propuestas frescas, bien dirigidas y con fines menos serios de los que han pululado en los últimos años.

Por lo que sé, hay ejemplos que persiguen tal fin, proyectos y acciones que miran de cerca al público joven y honrosas excepciones que han dejado huella. Pero no lo suficiente. Naturalmente no es una cuestión que vaya a motivar al personal de la noche a la mañana pero, como ya se sabe, andando se hace el camino. Cada cual puede aportar su pequeño granito de uva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s