Vacaciones y a correr

ImagenCómo me está sentando la semana de vacaciones, oigan. Qué gozada. Tiempo atrás habría estado vermuteando, dándole al tumbing, comiendo como un animal y perreando a  más no poder. Pero estos días estoy aprovechando para retomar el ritmo runero habitual, que últimamente no estaba muy católico –en el mes de febrero salí a correr siete días y en enero cuatro… una mierda-.

Para recobrar de nuevo la frecuencia me he inscrito en las tres carreras preferentes que he elegido para este año: Carrera del Ebro, Jorgeada y UTGS en su versión long trail. Imagino que vendrán otras pero al menos las inevitables están ya bien amarradas.

Recibir la confirmación de la inscripción y, sobre todo, tener tiempo para salir a correr, me ha devuelto el ánimo que desapareció tras la Maratón de Donostia. A la marchica y con mis ritmos pero vuelvo con ganas.

ImagenAyer, sin ir más lejos, me lo pasé de miedo en el Barranco de Las Almunias, uno de los escenarios traileros que más a mano nos queda a los que residimos en Zaragotam. Algo menos de 18kms, 300mts positivos y otros tantos negativos, zona de yesos, bosquetes… de puta madre que me lo pasé. Los ritmos fueron disfrutones. Quiero decir, que no iba pendiente del reloj y sí de las sensaciones, de las vistas, de cómo funcionaban los bastones perrilleros que compré unos días antes, de que no viniese ningún ciclista a toda mecha, de los temazos que llevaba en el iPod… buena mañana. Benditas vacaciones que me lo permitieron.

Mientras correteaba por iba pensando en la Carrera del Ebro. En la edición de 2013 hice la versión corta pero este año voy a por los 30kms. Me la tomaré con tranquilidad, sin hacer el burrico, porque lo que quiero es que sirva de entreno para la prueba que se celebrará un mes más tarde.

ImagenEs la Jorgeada, esa que comienza el 22 de abril a las 00:00h en la Plaza del Pilar de Zaragotam y termina, sabe dios cuándo, en la ermita de San Jorge de Hueskalerría. Me hace especial ilusión celebrar el día de Aragón corriendo 75kms. De noche, prácticamente solo porque suele haber poquitos inscritos, rindiéndole pleitesía a mi patrón, que no es el del dragón aunque también se llama Jorge… de motivación voy guay. Pero si pienso en la distancia me muero antes de llegar a Zuera. No sé si llegaré a ver o no la línea de meta porque en mi vida me he sacudido una calcetinada de este calibre. Ya veremos.

Faltan 7 semanas para la Jorgeada y la preparación está siendo un poco chunguel. Pero como estoy de vacaciones y no quiero reblar hasta el día D supongo que algo contará lo que vaya acumulando estos días. Que sigan prevaleciendo las buenas sensaciones y ya veremos lo que sucede el 23 de marzo y, sobre todo, el 23 de abril.

Que vaya bien. Y si no salís a correr, al menos haced lo posible por incrementar el consumo de vino, que estamos flojicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s