El primer Verdejo de Aragón se elabora en el Campo de Borja

El abogado y tratadista austriaco Peter Drucker dijo en una ocasión que “la prueba de una innovación no es su novedad, ni su contenido científico, ni el ingenio de la idea… es su éxito en el mercado”.

En la viña del señor, por aquello de ser inmensa, encontramos referencias que permanecen por los siglos de los siglos mientras que otras, por diversos motivos, se quedan en mitad del camino.

Las gentes del vino conocen bien estos éxitos y fracasos mercadológicos porque ha habido casos que empezaron con buen pie y siguen coleando, pero también otros que no fueron capaces de sobrevivir al paso del tiempo. Proyectos fallidos, ejemplos triunfantes, marcas que resisten contra viento y marea, otras que colean sin pena ni gloria… hay de todo.

Todavía se recuerdan en estas tierras, por ejemplo, algunas primicias que ya constataron el viejo dicho ese que afirma que quien pega primero pega dos veces. En 2003 fuimos testigos del nacimiento de la primera Garnacha del Somontano – Secastilla 2001-. Hasta la fecha no se asociaba esta variedad con la denominación oscense pero con aquella muestra cambió el cuento. Lo mismo ocurrió con el Venta d´Aubert Viognier, una exquisita rareza que vino de Teruel -donde sigue- y que compartió protagonismo, años más tarde, con el mismo monovarietal que, en este caso, venía de Ayerbe y se llamó, como ahora, Blancoluz.

Además del diferencial que le aporta la composición varietal, también hay argumentos de pegada como ser el primer ecológico, el único Vino de Pago de Aragón, el que utilizó la rosca como sistema de cerramiento antes que nadie… encontramos muchos casos que tienen ese “algo más” añadido.

Sin embargo la primicia más reciente que aterriza en Aragón tiene que ver con la uva que toma como referencia. Y es que Bodegas Santo Cristo de Ainzón acaba de lanzar al mercado el primer monovarietal de Verdejo elaborado en Aragón.

Según el enólogo de la bodega, Roberto Pérez, “buscamos encontrar un nuevo hueco de mercado, con un proyecto divertido, arriesgado y valiente que nos ayude a seguir creciendo como marca”. Afirma que, ante todo, “es un reto muy ilusionante, ya que debido a la demanda del consumo de vinos blancos, ya sea por consumidores habituales o los que se inician a la cata, decidimos plantar nuevas variedades en suelos y parajes frescos, bien situados. Al elaborarlas por separado nos gustó el carácter que le daban a los vinos”.

Flor de Añón, vestido con un colorido elefante en su etiqueta, es el nombre de esta primicia. Como apunta Roberto, “es un proyecto juvenil, alegre y para disfrutarlo en compañía de amigos”. El concepto mola porque huye de los formalismos que tanto han influido en el mundo del vino –negativamente-.

Servidor ha podido probarlo y es un vinazo. Intenso, muy aromático, bien armado, graso, fresco y con una acidez que le aporta mucha vidilla. Aunque mi opinión es lo de menos. Lo realmente importante de este Verdejo borjano es precisamente eso, que está elaborado con una cepa muy de moda y que es el primero en Aragón.

Este tipo de vinos son perfectos para captar a jóvenes y a los no iniciados. Son fáciles de beber, muy agradables, con mucha fruta y con un envoltorio acorde con el público al que va dirigido. Ojala tenga buena aceptación y se comercialicen pronto las 13.000 botellas que han salido a la calle. La expectativa ya está generada y ahora deben desbloquearse los siguientes niveles: primero aceptación y después consolidación.

Al viejo dicho de “la primera botella la vende el diseñador y la segunda el enólogo” hay que introducirle un apéndice porque la novedad también es un fundamento comercial… aunque solamente sea para motivar la primera operación. El contenido y el continente deben estar equilibrados porque nadie quiere humo. En este caso, el Verdejo de Ainzón responde a las tres premisas: imagen, interior y primicia.

 

 

Anuncios

2 comentarios en “El primer Verdejo de Aragón se elabora en el Campo de Borja

    • Desde aquí le seguimos la pista a todo lo que se cuece en Aragón. En este caso, la D.O. Campo de Borja ha dado una campanada de esas que suenan bien alto. Gracias por tu comentario y hasta pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s