La antítesis del low-cost en España

Llevamos mucho tiempo mirando cada céntimo que gastamos –y también el que ganamos- porque esto de la crisis nos ha ajustado pero bien. Cualquiera tiene a mano un sacabocados con el que agujerearse todavía más el cinto.

En el vino, también ahora, buscamos el bueno y barato -el bonito ya no nos importa tanto-. Quizá por esta razón, el segmento de entre 3 y 5€ la botella es el que más esperanzas tiene, el que más movimiento registra.

Vinos frescos, jóvenes, con un ligero paso de barrica para darle un poco más de rollo y que sean capaces de encandilar tanto al profano, como al entendido. Punto. Menuda parva encontramos en esa franja de precio… verdaderos vinazos.

Lógicamente, los terriblemente caros siguen estando presentes a pesar de que su rotación sea más lenta. Aunque haya ricachones que demandan productos opulentos –da igual que sea una botella, un traje, un coche o un perfume- los precios de según qué referencias son estratosféricos.

¿Se han parado a pensar cuáles son los vinos más caros de España?. Pues he de decirles que tenemos unos cuantos.

Por 990€ encontramos a una de las grandes referencias, considerada un mito por razones argumentadas. Está en el Priorato y es L´Ermita, de Álvaro Palacios.

La segunda marca más cara se localiza en Toro y responde al nombre de Teso La Monja. La añada de 2008 cuesta 900€ contantes y sonantes, algo más de lo que vale La Faraona 2011, un berciano, monovarietal de Mencía, que se sitúa en 770€.

En la Ribera del Duero está otro de los inaccesibles –al menos para muchos de nosotros-. El Pingus 2011 se establece en 500€ la botella. Ya vamos bajando… aunque por ese mismo precio también podríamos decantarnos por un amontillado: Zoilo Ruiz Mateos Generoso. También del sur procede el siguiente. La Reliquia Pedro Ximenez Generoso se mueve en torno a los 484€.

La lista es mucho más amplia (Enate Uno Chardonnay 2011 a 295€, Pesus Viña Sastre 2019 a 250€, Contador 2011 también a ese mismo precio…) pero tampoco es plan de recrearse en este inalcanzable segmento cuando lo que habitualmente bebemos no llega a las mil pelas de las de antes.

Anuncios

Un comentario en “La antítesis del low-cost en España

  1. Pues a mi dame un vinico rico, que no le haga sufrir ni a mi conciencia, ni a mi bolsillo. Siempre he pensado que el mejor vino es ese que cuando bebes el primer sorbo, miras la copa, la mueves un poco a la luz… miras al que está a tu lado y meneas la cabeza, ya sabes… con ese movimiento que lo dice todo.
    Un besico 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s