Burbujas por partida doble

Aquí van los resúmenes de dos saraos frescos y sabrosos en los que no hubo running, pero sí wine. Y del superior, porque el denominador común tenía que ver con burbujas en general y con las del Grupo Freixenet en particular. No suelo hablar de eventos y festivales gastronómicos pero siempre hay excepciones y, por supuesto, una primera vez.

El primero de ellos tuvo como escenario El Molino de Berola, un restaurante situado junto al cisterciense Monasterio de Veruela, prácticamente dentro del Parque Natural del Moncayo. Por cierto runners, la de sendas que tenéis ahí para corretear.

Equipo del Molino de Berola y del Grupo Freixenet

Este Cuvée era DS y terminó siendo mío

La intención era maridar cinco cavas con otros tantos platos. Y sin miedo a ser apedreado o transcribo, literalmente, esos matrimonios: Freixenet Cuvee DS (tostada con tomate y salmuera), Segura Viudas Brut Vintage (salteado de setas del Moncayo con foie y trufa), Segura Viudas Rosado (merluza de anzuelo al estilo Orio), Segura Viudas Torre Galimany (lechal de los pastos del Moncayo al horno en su mismo jugo) y Freixenet Malvasía (Guianduja de Chocolates). ¿Buena pinta, eh?. Pues me reservo el resultado de esa sabia y meditada combinación marital porque entonces la lapidación estaría garantizada.

La chimenea más famosa de Huesca, la del Sotón

De la provincia de Zaragoza a la de Huesca días más tarde, al nuevo espacio Sotón Gastro, de La Venta del Sotón, en Esquedas. Allí, de nuevo las burbujas del grupo, auspiciaban un ameno showcooking&drinks cuyos fuegos estuvieron comandados en directo por el rejuvenecido equipo de cocina -Eduardo Salanova, Ismael Cano y María Baixaul, todos procedentes antes de aterrizar en Huesca en Aponiente, Echaurren y Quique Dacosta respectivamente-.

La verdad que fue muy ameno. Charrando con el personal, saludando a la anfitriona Ana Acín, a Jorge de Gispert, de Freixenet, a las gentes de ARAME, CEOS, CREA y representantes de otras siglas. Ambientazo y cocina de altísimo nivel con compañía espumosa de idéntica condición.

Je t´aime monsieur Abelé

Y entre ceviches de atún rojo, crujientes de morcilla, arroz de pato, unas croquetas que estaban exquisitas, rabitos de cordero y cheescake pasamos una velada en la que no faltó el francés del grupo Freixenet, el caballero serio y elegante de nombre Henrí Abelé –cómo está ese champán-, así como las versiones Pinot Noir y el Gran Cuvée de Elyssia.

A la mañana siguiente, eso sí, tuve que calzarme las zapatillas rápidamente no para paliar excesos, que no los hubo, sino para meterle algún kilómetro a las piernas de cara a la… uf… Ultra Trail Guara Somontano. Quedan 17 días, por cierto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s