10k de Alcañiz

El 21 de abril, con cierto madrugón teniendo en cuenta que era domingo, salimos en coche (mis primos, varios amigos y servidor) rumbo a Alcañiz porque la capital bajoaragonesa celebraba una nueva edición de su tradicional –y esperado- 10k. Este año había dos importantes novedades: una deportiva ya que era puntuable para el Campeonato de Aragón de 10k en ruta, y otra más personal. Y es que la organización me propuso ser la liebre de todos aquellos corredores que quisieran ir a un ritmo de 5´/km.

 la foto6Estaba más contento que unas castañuelas pero la responsabilidad de ir con gente a mi vera me acojonaba un poco. El año pasado llevé el globo en la 10k de Zaragoza, el Garmin se descontroló en varias ocasiones y no fui del todo tranquilo. Pero en esta ocasión, el GPS funcionó como un tiro y marcó como dios manda el ritmo.

Tras el minuto de silencio por los atentados de Boston sonó el pistoletazo de salida y, venga… runners a la carrera!!!. Primeros metros tomándole el pulso al recorrido, tanteando huecos y manteniendo un paso cómodo para que todo el mundo fuese a gusto. El primer kilómetro salió a 5´10´´, tal y como estaba previsto. A partir de entonces se fue cuadrando y el ecuador de la prueba lo pasamos en 24´50´´. Había que tener en cuenta la subida del kilómetro 8 en la que el desnivel se hace notar para rebajar un poco el ritmo en la rampa y recobrarlo inmediatamente después.

Aquella subida dejó atrás a muchos, aunque el grupo de 50´ tampoco era muy numeroso. Tan solo nos quedamos un corredor -que me adelantó y bajo de la marca que tenía prevista-, mi primo Miguel –que no quiso marcharse aunque iba sobrado- y una sorpresa inesperada llamada Ángel Santamaría.

Este veterano tiene un currículum que impresiona. Es un auténtico mito del deporte nacional y compartir con él el último tramo de la carrera fue, de verdad, un añadido increíble. Admiro mucho a un tipo que cuenta con 10 Ironman, que ha sido 20 veces Campeón de España Máster de Triatlón, Subcampeón del Mundo en Ibiza (2002), Campeón del Mundo en Lorient (2007), y, para más INRI, entrena a la triatleta Virginia Berasategui y a la nadadora Teresa Perales. Para quitarse el sombrero. Y encima el tío, de charreta, animando al personal, motivando a los que íbamos alcanzando… un fuera de serie.

Juntos hicimos los últimos miles mateniendo el ritmo para hacer un TR de 50´13´´ (TC 50´33´´). La media, según el peluco, fue de 5´01´´ el kilómetro.

A gusto por haber cumplido el cometido que me había encomendado la organización, contento por las felicitaciones tras pasar la línea de meta, feliz por compartirlo con el micro del speaker y laminero porque mi amiga Marigel me regaló una cajica de pastas. Mejor imposible.

Llevar un globo es otro rollo. La “presión” popurruner es distinta pero el objetivo es el mismo. Ya no corres por mejorar una determinada marca, sino que lo haces compartiendo con mucha gente algo que engancha. Enhorabuena a todos los participantes y muy agradecido por haber sido una de las liebres. La próxima el 12 de mayo en la Media Maratón de Zaragoza donde iré pegadico al globo de 01:40. A ver si puedo entrar con él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s